No siendo (ejem) una gran defensora de los gerundios, en esta ocasión, me veo obligada a utilizar algunos.

Y es que ha vuelto a hacerlo. ¡Homeland ha vuelto a hacerlo! Arrasando  esta noche en la 70 edición de los Globos de Oro. Afianzándose, consolidándose, reafirmándose como una de las series del año, como una serie imprescindible que hay que ver sí o sí.

Casi que me atrevo a decir que no ha habido sorpresas… De ningún tipo. Y eso que se enfrentaba a otros pesos pesados como The Newsroom o Downton Abbey

Homeland Globos de Oro

Ya lo decíamos en Homeland-Manía, hace algún tiempo, cuando nos declarábamos, como no podía ser de otra forma, homelandmaníacos. “Trepidante. Delirante. Fresca. Valiente. Desquiciante. Inteligente. Arriesgada. Infartante”. Por reducirla, si me lo permiten, solo a un puñado de adjetivos.

Por segundo año consecutivo, Homeland se hace con el Globo de Oro a la mejor serie dramática del año; también por segundo año (y ya van cuatro…), Globo a la mejor actriz, Claire Danes, que encarna a la delirante agente Carrie; y, estrenándose este año en los Globos de Oro, Damian Lewis, el contradictorio y controvertido sargento Brody.  Por contra, se fue de vacío el veterano Mandy Patinkin (Saul Berenson, jefe de división de la CIA), en la categoría de mejor actor secundario.

En fin, y por ir concluyendo, que si aún no han visto Homeland, francamente, no sé a qué esperan…