Archivos para las entradas con etiqueta: dcabeza

Mamá… Rompo mi silencio. Porque tus palabras resuenan en mis entrañas como un eco vacío. Tu huella impregna mi –nuestra- alma. Te fuiste, sí, no dejaste pasar tu tren.  En silencio. Sin balbucear una palabra de dolor… ni de miedo. Te fuiste y nos dejaste desamparados. 31 de diciembre de 2013 y tu ausencia hace mella.

No he podido escribir hasta ahora. No he querido. Cada día, te susurro al oído. Espero inquieta tus llamadas. Por gusto de hablar. Porque, hasta ahora, has sido el aliento de mis días. Porque, hasta ahora, te sueño. Porque, hasta ahora, tengo la firme convicción de que, con tu ausencia, darás sentido a nuestra existencia.

Madre ejemplarizante. Mujer luchadora. Acérrima defensora de la vida, aunque, a veces, te pincharas con sus espigas. Conocedora de tus imperfecciones, luchaste hasta el final de tus días. Y te aferraste a la vida y a la esperanza. Con los tuyos… Nos dejas aquí, tan solos que desgarra y hiere cada poro de nuestra piel. Pero, ahora, estás allí, con todos ellos. Con los que, de verdad, te hicieron soñar algún día. Con los que, alguna vez, te devolvieron los buenos pensamientos. Y, seguro, que ahora a la vida.

Cada día que pasa, dejas más vacío en nuestro corazón. Ya no suena el teléfono, pero me aferro a él, pensando que, algún día, volverá a hacerlo. Presa de tu pensamiento, creo que algún día, será mejor. Pero me cuesta, me cuesta tu ausencia, me duele tu silencio, me rompe saber que ya no estarás aquí para desearme lo mejor.  Soñaste con nuestro futuro y te sentías orgullosa de estos hijos que tanto te necesitan.

Tu muerte es mi dolor. Tu resurrección, donde quiera que estés, mi esperanza. Estés donde estés, mamá, tu vida ha llenado mis días. Tu miedo, tu incertidumbre y, sin embargo, tus ganas de vivir… Tus bailes, tus cervecitas, tus vinitos y tus güisquises… Cada día, brindo -brindamos- a tu salud. Y a la de los que fueron a recibirte aquel 31 de diciembre. A lo grande, como solo tú sabes hacerlo. Ahora, ya no hay dolor.

Madre y padre que fuiste a la vez… Te necesito –te necesitamos-. Cada segundo es tuyo, cada pensamiento, cada palabra, y, sobre todo, tu ausencia.

Mamá, allá, donde quiera que estés, ¡salud!

DEP.

FILIPINAS UNICEF

UNICEF está trabajando en Filipinas para llegar a los 4,4 millones de niños que están sufriendo las consecuencias del devastador tifón Haiyan/Yolanda.

Necesitan 25,5 millones de euros para responder a las necesidades de agua, higiene y saneamiento; nutrición, educación y protección de los niños afectados por el tifón.

Es sencillo. Envía un SMS con la palabra UNICEF al 28028.

Más información en su página web http://www.unicef.es/emergencia-tifon-filipinas.

Abre los ojos. ¡Actúa! Tu aportación es vital.

En pocas palabras. Tras la primera semana de huelga indefinida para el servicio de limpieza y jardinería, las calles de Madrid lucen así…

Madrid Basura

Corren malos días para el periodismo. Y para los profesionales de la comunicación. Corren malos días para la democracia y es que una sociedad sin libre información es una sociedad maltrecha.

Toda la solidaridad de dCabeza con los trabajadores y trabajadoras de El Correo de Andalucía y de Canal 9.

lazo-negro-periodismo

Atenta. Inquieta. Traviesa. Plena de vida. Sorprendida. Sobresaliente discípula de los magisterios de la vida. Con sus inmensos ojos claros… abiertos de par en par.

Día tras día, durante sus primeros tres añitos de vida, mi pequeña se hace mayor. Crece y se crece. Pero no nos deja atrás. Sigue nuestros pasos. Camina de la mano. Se cae, se levanta, y vuelta a empezar. Aprende a vivir. No deja de soñar. Forja su propio destino. Escribe su historia.

sobrina

5 de noviembre. Tres años hace ya. Lucía un viernes esplendoroso. Luminoso. Cálido. Bullicioso. Cargado de vida. Al nacer, abrazada al latir de su madre, rompía en su primer llanto. Mi pequeña princesa había llegado. Ilusiones. Recuerdos. Nervios. Miradas cómplices. Gestos cansados…

Silvia María estaba aquí. Testigo fui de este canto a la vida. 5 de noviembre…

María, Alba, Silvia, mis pequeñas princesas… Basta vuestra mirada para dar sentido a mis días. Me embriagan vuestras sonrisas. Me emocionan vuestras historias. Pequeñas grandes mujeres. Insaciables luchadoras. Amigas

tres sobrinas

Si aún no lo han hecho,  no deberían perderse la exposición La lengua y la palabra, conmemorativa del tercer centenario de la RAE, en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid.Tienen hasta el 26 de enero. Y la entrada es gratuita.

La muestra, organizada en 7 apartados fundamentales, exhibe más de trescientas piezas indispensables, provenientes de grandes museos nacionales e internacionales.

la foto RAE expo

Para que se hagan a la idea. La muestra, que comienza por La lengua y el habla. Del sonido a la voz y a la letra, invita al espectador a realizar un viaje por los trescientos años de vida de una institución,fundada por ocho hombres que comenzaron su proeza, el 6 de julio de 1713, en la madrileña casa del marqués de Villena, don Juan Manuel Fernández Pacheco.

En tan solo trece años, la jovencísima Real Academia dará sus frutos, con la creación del conocido comúnmente como el Diccionario de Autoridades, considerado en aquellos tiempos como el mejor diccionario de Europa. Hacer un riguroso diccionario de la lengua española en este tiempo fue sin duda toda una hazaña.

La historia de la RAE es la historia de España y de sus gentes, con sus visicitudes y avatares. Es la historia de un pueblo y de su progreso. Con sus luces y sus sombras. Porque la historia de la Real Academia no es ajena al devenir de su pueblo, tal y como podrán comprobar en la muestra La lengua y la palabra.

Y hablando de lo que la es la historia, y la vida… de los siete gran apartados de la muestra, uno  me llamó especialmente la atención. Entre dos siglos: las mujeres llaman a la Academia. ¿Sabían que el primer ingreso de una mujer en la Academia fue, nada más y nada menos, que en 1976? El privilegio sería para la poeta Carmen Conde. Bajo el argumento “no hay lugar para señoras”, con anterioridad, no ocuparían un merecidísimo sillón ni María Isidra de Guzmán y de la Cerda ni Gertudris Gómez de Avellaneda ni la grandísima María Moliner.

En fin, cosas de la vida.

Y, como les decía, si aún no lo han hecho, visítenla. Que merece la pena conocer la historia de nuestra lengua y de quienes velan por ella.

La Real Academia Española (RAE) cumple 300 años. Con motivo de los actos de conmemoración de este tricentenario (que culminarán en 2014 con la edición de la vigesimotercera edición del Diccionario de la lengua española),  la Biblioteca Nacional de España acoge desde el pasado mes de septiembre, la exposición La lengua y la palabra. Trescientos años de la Real Academia Española.

La muestra, que podremos visitar hasta el próximo 26 de enero, exhibe 322 piezas artísticas de diferentes épocas. Pinturas, retratos, grabados, joyas bibliográficas e incunables… Y es que, durante sus trescientos años de vida, la Real Academia atesora una impresionante legado histórico que ahora exhibe ante la mirada cómplice del espectador.

sep-RAE

Un recorrido, organizado en siete apartados, que ofrece un viaje imaginario por la historia de la RAE y por la historia de quienes han dado vida a una institución que ha sabido adaptarse a los tiempos.  ¿Qué les  parece si no el nuevo site de la Real Academia? ¿Lo han visto? ¿Han navegado por la nueva www.rae.es? Si no lo han hecho, háganlo, créanme, merece la pena.

Web RAE

Ayer y hoy de la Real Academia Española. Y es que ¿qué son trescientos años para la institución que, según el anuario del Instituto Cervantes “El español en el mundo”,  vela por la lengua que hablan 500 millones de hispanoparlantes en todo el planeta?  Y una curiosidad: ¿Saben ustedes que el español fue en 2012 la tercera lengua más hablada en Internet y la segunda en Twitter?

Y hablando de Twitter, ¿qué me dicen de la actividad de la RAE en la red social, a través de @RAEinforma? ¿Los siguen? ¿Les parece útil? Yo ya les digo que a mí, sí, y mucho.

En fin, que me pierdo. Que me pierdo entre palabras y tinta. Y es que la RAE es mucha RAE, con sus defectos y sus virtudes, con sus avatares y su historia… Es la historia de la palabra y unas letras que se escriben, se leen y se hablan en español.

¡Desde dCabeza, deseamos una muy larga vida a la Real Academia!

Según la Asociación Española contra el Cáncer, en España, se diagnostican alrededor de 22.000 cánceres de mama al año. El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. Las posibilidades de curación en los cánceres que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del cien por cien. De ahí, la importancia del diagnóstico precoz y de la investigación.

Hace poco, hablaba con una buena amiga. Con una de esas luchadoras anónimas que se han tenido que enfrentar al cáncer de mama. “Nunca he sentido que iba a morir –me contaba- pero he sufrido muchísimo”. Los efectos secundarios de los tratamientos fueron devastadores. Cada día, una lucha. Nuevos hábitos, nuevas rutinas. Nuevas formas de afrontar la vida. Las huellas del dolor. Noches en vela. Desgarradoras lágrimas tras la batalla. Y, sin embargo, “nunca sentí miedo a morir”, me decía. Mirarse al espejo, un acto consciente, que la arrojaba a su nueva realidad. Corazón inquieto, agitado, asustado… Y más lágrimas. Mi amiga, como otras tantas, se refugia en sus seres queridos. En las caricias, en los gestos, en las sonrisas. Pero nada ni nadie puede aliviar el dolor. Sin embargo, mi amiga nunca sintió miedo a morir. Sus palabras, como un eco, resuenan en mi alma. Gracias  por este golpe de realidad, amiga mía.

CARTEL-2-4-CARRERA-MUJER-22-ABR-2013-205x300Pude oír el relato desgarrador de esta mujer anónima, de esta gladiadora, de esta luchadora que ya se sabe victoriosa en esta batalla atroz. Nunca sintió que le faltaran las fuerzas y no cejó en la lucha. Como esas otras 22.000 mujeres que, solo en España, día a día se enfrentan a esta enfermedad, y que con su puño y letra escriben la particular historia de sus vidas.

Como cada año, desde hace cuatro, el próximo  9 de junio, nos sumaremos a la carrera de la mujer de Granada, y correremos esos “Otros cinco kilómetros solidarios”. Participaremos en esa espectacular fiesta, y nos dejaremos arrollar por la marea rosa… Y este año, lo haremos por mi amiga, y por todas esas enfermedades con rostro de mujer.

Porque el cáncer de mama, como cualquier otro tumor, es nuestra causa. La de todos. Alcemos los puños y mantengamos la lucha. Que el cáncer de mama es la causa de Gobiernos y ciudadanía. Sumémonos a estos cinco kilómetros solidarios y aun cuando nos falte el aliento sigamos clamando para que nada ni nadie recorte en fondos para la investigación, para los diagnósticos precoces ni para los tratamientos.

Y es que, como les contaba en “Contigo un paso más…”, en la carrera de la mujer no falta solidaridad que corre por las piernas.

¡Vamos, mujer! ¡Vamos, Granada!

Hace algunos meses, recibí en mi e-mail un regalo. Un regalo envuelto en palabras que me llevaba a viajar, sin moverme del sitio, hasta las mismísimas entrañas del corazón negro, hasta las mismísimas entrañas de la hermana África. Ese gigante tan cercano y tan desconocido. Con tantas sombras, como luces hay en sus gentes. África. La gran África. De la mano del cine y de la particular visión de Jesús Lens, un autor con una impresionante proyección que ha sabido transportarnos, como si de una ensoñación se tratara, al gigante africano.

Cineasta-Blanco-Corazón-Negro-portada-baja1“Fiebre africana”, como él mismo la define es de la que Jesús nos invita contagiarnos. A viajar por una África en absoluto yerma. Una África plena de sensaciones. Y  de las emociones con las que nos han contagiado el cerca del centenar de cintas de todos los tiempos que el autor recupera en las casi quinientas páginas de “Cineasta blanco, corazón negro” (editorial Almed).  Desde “Mogambo” a “Hatari!”, el “Jardinero fiel”, pasando por “Memorias de África” o “La Reina de África”.

Para Jesús, África palpita, es magia, es una explosión de color, es música, es añoranza y es, sobre todo, el espíritu de sus gentes. Por eso, Lens, que conoce bien tanto África como el cine, trata en este libro de ofrecer una imagen certera de “cómo es la África real de hoy día”. “Porque un enamorado del continente negro, además de conocerlo a través de la literatura, el cine y la televisión”, procura viajar a África siempre que puede y recorrer con sus propios ojos los paisajes que antes ha visto cientos y cientos de veces en documentales, películas y fotografías.

En “Cineasta blanco, corazón negro”, Lens, saca también a la luz esas otras zonas impenetrables de África, no tan festivas ni tan coloridas, llamadas a remover las conciencias, en cintas como “Diamantes de Sangre”, “Hotel Rwanda” o “14 km”.

A mí, solo una humilde aficionada, el amigo Lens ha conseguido embriagarme del amor y la pasión por el continente negro. Y, aunque no es fácil, amigo Lens, mirar tus obras con mirada inquisidora, te aseguro que he disfrutado con esta aventura.

Por tod@s l@s valientes que cada día se enfrentan y luchan contra esta enfermedad, hoy nos sumamos a la conmemoración del Día Internacional contra el Cáncer. Y, desde este blog, reclamamos que nadie recorte sus derechos a la sanidad y a una atención digna.

día internacional cáncer de mama